lunes, 8 de octubre de 2007

Hace cosa de 1 año y dos meses...

Realmente parece lejano el día en que decidí dejar mi trabajo para lanzarme a la aventura, o mejor dicho, odisea, de hacer una película.

¿Cómo hacerla sin pasta? ¿Cómo conseguir el equipo técnico y artístico para que te ayuden sin cobrar? ¿De dónde sacaríamos el vestuario? ¿Y los decorados? ¿Con qué cámara lo rodariamos?

Bueno, remontémonos a hace casi dos años. Yo trabajaba feliz y seguro, pero mis ansias creativas y artísticas estaban fustradas. Llevaba nueve cortos en mis espaldas, y los dos últimos con un mini equipo formado pricipalmente por Gustavo López, director de fotografía (Tres veces premio Lux de foto consecutivos, ahí es nada), Martín Samper, productor incansable y Cesc Casanovas, actor y de los buenos, querido amigo y compañero de fatigas desde los 17 años (Cuando empezamos con todo este rollo de hacer cine). A estos tres seres (Sin los cuales no tendría nada) se fueron uniendo más gente: Sergi López, fotógrafo cojonudo y mejor persona, Tony García, director canarión con una sensibilidad multipremiada, Ana Ibañez, realizadora y experta en post-producción e Inés Garriga, productora ejecutiva (De cuya paciencia y virtud por conseguir todo a tiempo, nunca le estaremos lo suficientemente agradecidos).

Con todo este equipo, se me ocurrió que era viable realizar un largometraje, si no nos excedíamos en el tiempo de filmación (Ya que gratis y de buen rollo, puedes lograr ayuda, pero abusar del tiempo de la gente... Como que no).

Empecé a sondear el tema y todos me dijeron que sí (Snif, snif). Pues nada, a ponerse a escribir.

El primer guión gustó a todos, pero era inviable por muchos motivos. El segundo, lo reconozco, se me fue la olla. Era imposible. Complicado a nivel técnico y denso, con lo que además de no saber ni como rodarlo, tenía el problema añadido de si lo que decía era filosofía o pedantería...

El tercero. Historia lineal, nada de filosofía y la mayor parte pasaba en una sola localización. Bien. Gustó menos que el primero, pero ya estaban hartos de leer... Tiramos para adelante. Seis versiones y a la séptima me ayudó un gran dibujante de cómics (La mayoría publicados en Francia, ya que aquí no se lee ni comics ni nada), Kenny Ruiz, el cual le dió un aire nuevo a la historia.

Bien, séptima versión del guión, ya definitivo. A empezar a conseguirlo todo.

Lo más complicado eran los decorados o localizaciones. De dónde los sacaríamos. No podíamos. No hubo forma. Pero entonces se me ocurrió una idea, rodar sin decorados y ponerlos en post-po. Vaya idea más original, direis, pues sí, ya que lo hicimos en fondo negro. Los cromas nunca quedan bien del todo, así que opté por hacerlo sobre fondo negro y sin recortar a los actores. Sería largo de explicar y ya llevo un buen rato de rollo, otro día. La cámara la consiguió Inés, una HDV. Y unas grandes personas, Miguel, Carmen y Paco, nos dejaron rodar en su almacen y alquilar todo el material eléctrico a precio de chiste.

El equipo técnico lo conseguimos gracias a Gustavo, empezando por Kaneda (Grandiosa persona que vino expresamente para ayudar desde Granda pagándose él mismo el viaje), Chandra (Entregadisíma niña que hizo más que bien la dirección de arte), Mar (ayudante y amiga de Chandra que hace nada ha trabajado como directora de arte en una película), Pablo, que se ofreció a ayudarnos pese a que acababa de hacer un rodaje y estaba reventado (Estuvo siempre al pie del cañón), Darío y Miquel, artístas increíbles que dieron forma a nuestras ideas, Xino (Gran persona y mejor trabajador), Eva, cámara profesional que quiso ayudarnos en nuestra primera aventura, aportando experiencia y paciencia, Rubén, profesional y jefe de eléctricos sin cuyos consejos mas de uno nos hubieramos quedado allí pegaditos, Biel, fotógrafo que nos hizo todas las fotos de rodaje y todas las que servirán para promoción (Las que vereis aquí son de él, la de mi perfil incluida), Sandra, actriz y maquilladora que ejerció de ambas cosas y que no paró de trabajar, (ya que, al rodar en julio hacía una calor insoportable y el maquillaje se iba a cada toma), Paloma, maquilladora con experiencia que vino cuando pudo (mucho), compaginándolo con su trabajo, Gala, que llevó sin problemas todo el vestuario, eficaz como ella sola y mucha más gente que vino cuando pudo a echar una mano.

El problema a esas alturas eran los actores, quedaba poco para empezar (había que marcar fechas por cojones) y sólo tenía dos: Cesc y Rafa Delgado, actorazo que ya protagonizó mi último cortometraje Versus. Necesitábamos muchos más. Pero Cesc es mucho Cesc y consiguió no sólo a los actores que faltaban, sino que además los consiguió buenos, ya que con tan poco tiempo de reacción o saben lo que hacen o tu verás... Xavi, Mireia, Alicia, Nepo, Silvia, Pau, Anna y Maga, todos ellos perfectos. Un lujo. Actores con tablas y entregados al 100%, increíble.

El rodaje estaba previsto en unas dos semanas y poco más (Y de echo así fue).

...

Pero obviamente no todo iba a ser tan fácil, y a sólo una semana del rodaje me llamaron diciendo que no nos dejaban rodar tanto tiempo en el lugar dónde habíamos decidido, por lo visto nos entendimos mal y sólo podíamos estar allí tres días... En realidad esto me lo dijeron cuando reclutaba a Nepo y con mi cara se lo dije todo. Seguimos adelante e Inés consiguió otro local, incluso mejor, ya que las paredes eran negras y no había demasiado ruido, eso sí, lo logró ya con el rodaje en marcha (O sea, sin red).

A falta de tres días para empezar, me llaman y me dicen que nos quedamos sin cámara (estaba pagando en ese momento el alquiler de una furgona para transportar material; justo le estaba dando la tarjeta de crédito y se me quedó pegada a los dedos, el hombre me miraba como diciendo ¿si o no?). Bueno, consulté con Gustavo y me convenció para seguir adelante. Inés recuperó la cámara.

...

Los primeros días de rodaje fueron durillos, todos estabamos tratando de encajar, y si a eso le sumais que mi forma de rodar es un tanto rarita, pues hubo cierta crispación (no mucha, la verdad). Pero luego todo fue como una seda y la gente se lo pasó de maravilla (Que es de lo que estoy más orgulloso).

Bien, este es el resumen de como empezó...

3 comentarios:

chandra dijo...

Decir que toda una experiencia en la que dejamos mucho pero no en vano...
Un placer haber compartido con todos vosotros ese tiempo.
Aprovecho para saludar a el gran equipo de arte que aunque no hubo decorados si que hubo muchos retos y trabajo de ambientacion
(mil gracias a Dario y Mike!!! un placer trabajar con vosotros chicos!! ) y agradecer la oportunidad de formar parte de este experimento... Que me dejo muy buen recuerdo.Ahora veamos que hace tu magia, gracias Octavi..
Chandra desde Buenos Aires..

Octavi dijo...

Gracias por ecribir guapísima!!

La peli sigue pa'lante, no lo dudes!

Y recibirás tu copia en Buenos Aires.

Ya me contarás que tal t va por ahí.

Lluis-T dijo...

Valiente, dejar el trabajo y todo eso y lanzarse a una aventura así. Admirable.
Espero ver pronto el resultado.